×

Muchos padres coparon el centro para comprar regalos

- 00:53 Economía

El centro comercial de la ciudad se vio invadido por padres, y en algunos casos familias enteras, para adquirir los regalos que hoy entregarán a los niños.

La devaluación y la crisis económica no impidieron las ventas, aunque todavía no se puede hacer un balance real en cuanto a sus resultados finales.

En general, los precios de los juguetes no subieron por la devaluación, porque los stocks de mercadería ya habían sido adquiridos por los comercios.

Sin embargo, deben afrontar los gastos fijos como alquiler, sueldos e impuestos, entre otros, y cubrir los cheques o pagos de la mercadería comprada.

En ese escenario, los comerciantes veían como positivo vender la mercadería, aún manteniendo los precios pre devaluación.

En las calles céntricas se podían observar tanto las clásicas bolsas grandes con regalos, en el menor de los casos; como los pequeños paquetes, en la gran mayoría.

No faltaron las caras de preocupación en los padres mientras recorrían los distintos negocios, a la espera de hacer compras dentro de un presupuesto familiar sensiblemente acotado por la merma del poder adquisitivo y la incertidumbre.

Las estimaciones preliminares indicaban que las ventas “no están mal para la situación que se vive”.

Empero, se calculaba poder vender menor cantidad de unidades que la temporada anterior, con una recaudación que, descontada la inflación, caería en terminos reales.

Las compras con tarjetas de crédito y en cuotas facilitaron las operaciones, traccionando las ventas.

El comercio mostró su preocupación por la multiplicación de negocios de otros rubros que para esta fecha agregan la venta de juguetes. Mientras antes sólo incorporaban juguetes los rubros afines como cotillón, casas de regalos o librerías. En esta oportunidad se trasladó a muchos más rubros, incluso casas de vestimenta y farmacias. l


Más noticias de hoy