×

El frío originó los primeros casos de niños con principio de intoxicación con monóxido de carbono

- 23:49 Santiago

Con el brusco descenso de la temperatura, aparecieron los primeros casos de chicos con principio de intoxicaciones con monóxido de carbono en el servicio de urgencias del Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi).

Según informaron profesionales del servicio, fueron atendidos “chicos con dolor de cabeza y náuseas, y al investigar para conocer las causas, nos dimos con que habían estado durmiendo en un ambiente cerrado y con un brasero utilizado para calentar”.

Frente a esta situación, alertaron a los padres sobre los riesgos de calefaccionar los ambientes de esta manera, ya que el monóxido de carbono es “un asesino silencioso”, porque al no tener olor es imperceptible.

“La peligrosidad de la intoxicación por monóxido de carbono se debe a que es un gas inodoro, incoloro, insípido y no irritante, que se produce por la mala combustión de gas natural, leña, carbón, querosén o nafta”, alertaron.

Síntomas

Por otra parte, informaron que los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero los más vulnerables son los niños, los adultos mayores, personas con enfermedades cardíacas y pulmonares.

Además, pueden presentarse con dolor de cabeza, mareos acompañados de cansancio, náuseas, desmayo o pérdida de conocimiento, entre otros.

Es por eso que se recomienda abrir ventanas y puertas, apagar artefactos y en caso de una gran intoxicación de monóxido de carbono deben dirigirse inmediatamente al centro de salud más cercano a su domicilio.

En el centro asistencial también advirtieron que la utilización de braseros en las habitaciones de la casa no sólo representa un riesgo por la emanación de monóxido de carbono, sino también por los accidentes a los que están expuestos principalmente los niños.

“Con la llegada de los días de frío, comienzan a verse los problemas relacionados con la presencia de braseros u otros elementos candentes en las habitaciones. Es muy común que se atienda a chicos con quemaduras, por accidentes en sus casas”, indicaron médicos del servicio de Urgencia del centro de salud infantil.

Artefactos a gas

El monóxido de carbono se origina a partir de la combustión incompleta de elementos como el gas natural, la madera, el carbón o el querosén.

Para el caso de la utilización de los calefactores a gas, desde la subgerencia comercial de GasNor recomendaron tomar todas las previsiones del caso antes de encender los equipos que no se utilizan desde el año pasado, porque la acumulación de polvo puede afectar la buena combustión.

Advirtieron que para un consumo responsable del gas natural se debe tener en cuenta:

* Calefaccionar sólo los ambientes que se utilizan hasta llegar a una temperatura mínima agradable de 20º C aproximadamente.

* No tapar los radiadores, calefactores o estufas con muebles o cortinas, ya que reduce el aprovechamiento calorífero y evita accidentes.

* No usar el horno para la calefacción, porque no está diseñado para ello y consume tanto como tres hornallas.

* En ambientes cerrados se deben instalar únicamente artefactos de tiro balanceado. No utilizar artefactos de calefacción que consumen oxígeno del ambiente.

* Si se observan manchas o tizne en el artefacto o su alrededor, algo podría estar funcionando mal, por lo que se debe consultar urgente con un gasista matriculado.

* Se debe conservar la instalación de gas con las normas vigentes de seguridad.

* Se debe permitir siempre el ingreso de aire al ambiente desde el exterior.

* Hay que controlar que las salidas estén colocadas en forma reglamentaria y libre de obstrucciones. l


Más noticias de hoy